Disfrutar de una tarde tranquila

En Dónde puedo

Con el paso del tiempo, este lugar se convirtió en lo que hoy se conoce como Plaza Fundadores, un espacio que permite la calma acompañada de excelentes tardes queretanas.

 

En los últimos años diferentes locales (entre cafeterías, bares y restaurantes) han abierto sus puertas ofreciendo a los paseantes una mesa al aire libre. No es raro observar algunas personas  hojeando un libro, otras disfrutando de una plática amena entre amigos, algunos con sus mascotas mientras sorben de su café o brindan con una cerveza, todos ambientados por música en vivo y un ambiente de tranquilidad. Los martes por la noche ofrecen un cadencioso son cubano, pero el resto de la semana bien puedes encontrar trova como rock ligero o jazz.

 

Desayunos, pan recién horneado de harina integral, cocteles deliciosos, comida europea, comida mexicana, pizzas, ensaladas e incluso artesanías, son algunos de los elementos que podrás encontrar aquí. Facebook: @Plaza Fundadores Querétaro.
 

 

CASA CINCO
Deliciosas pizzas y excelente café.
5 de Mayo 80, Centro Histórico, Querétaro.
T. (442) 438 8134

 


FÁBRICA DE CHOCOLATE
El chocolate mexicano es el anfitrión.
Andador 5 de Mayo 14, Centro Histórico, Querétaro.
T. (442) 212 6606
 

 

MATTE
Desayunos, pan dulce y café.
Pasteur nte. 13, Centro Histórico, Querétaro.
T. (442) 214 5779
 

 

MOSER CAFÉ KULTUR
Jazz, arte, pan suizo y café.
Av. Industrialización 4, Álamos 2da sección, Querétaro.
T. (442) 245 2733
 

 

MACO
Cafetería pet friendly.
Guerrero 4, Centro Histórico, Querétaro.
T. (442) 212 3018
 

 

DULCE COMPAÑÍA
Pan recién horneado.
Pino Suárez 77, Centro Histórico, Querétaro.
T. (442) 212 4460

Te pueden interesar también

Sentirme en la playa

Dónde puedo

La Sirena viene aquí a escondidas, le gusta la vista del atardecer al ras del agua.

Leer ahora
Dormir en el bosque

Dónde puedo

A 2,400 m de altura se encuentra Pinal de Amoles.

Leer ahora
Cabalgar en un Pueblo Mágico

Dónde puedo

Las calles coloniales y el entorno campirano de Bernal, son el pretexto perfecto.

Leer ahora