Más que una muñeca

En Sección infantil

Sofi y Magui se encuentran en la escuela después de tanto tiempo de tomar clases en línea. Como las grandes amigas que son, desde que coincidieron en el mismo salón de primaria, ambas se saludaron contentas y entre risas. Antes de entrar al salón, formadas en la fila para los debidos protocolos, Sofi nota la muñeca que cuelga como un gran llavero en la mochila de Magui.

 

—¿Y esa muñeca, Magui?

 

—No lo vas a creer. Mi mamá y yo la compramos en Amealco.

 

—¿Amealco?

 

—¡Sí! Es un pueblo muy bonito que está cerca de aquí. Fui este fin de semana con mis papás. Paseamos por el jardín y había muchísimos puestos con muñecas y artesanías bien cool.

 

—¿Ahí la compraste?

 

—¡NO! Haz de cuenta: luego de pasear y ver todos los puestos, nos tomamos un helado delicioso. Como mi mamá quería llevarse una muñeca, supimos de un museo que tenía una variedad increíble: había fridas, catrinas y muchísimas con vestidos de la gente de Amealco. Nos explicaron que estas muñecas son de origen otomí, una cultura prehispánica que vivía en varios lados de Querétaro. ¿Sabías que hay familias enteras que se dedican a tejer estas muñecas? De hecho, nos recomendaron un tour y viajamos a una comunidad donde las hacen.

 

—¿Muy lejos?

 

—Para nada, es una comunidad del mismo municipio, y cuando vas en la carretera ves a muchas señoras vestidas igual que las muñecas. Papá me dijo que es por sus tradiciones, que la vestimenta, las faldas largas y las blusas con olanes y colores muy llamativos son parte de la identidad de las mujeres y su importancia en la misma comunidad. Las muñecas son como sus representaciones para que los niños y las niñas aprendan las costumbres que tienen ellos.

 

—¡Está bien bonita! Es la muñeca que sale en todos lados ¿Verdad? Ya me sonaba, ¡Es Lele!

 

—¡Sí! Cuando llegas a los talleres, salen unas señoras vestidas así como la muñeca y te saludan muy amablemente, aunque con un poco de pena, pero te enseñan cómo se hacen. Tienen ahí sus máquinas de coser y todo. Hasta los niños grandes cosen y ayudan a tejerlas. Nuestra guía me comentó que es una actividad muy importante, que es como su empresa, y que su trabajo vale mucho. ¿Sabías que se hizo una muñeca de estas, pero gigante que estuvo en varias ciudades del mundo como en París o China?

 

—China no es un país.

 

—Es que no me acuerdo del nombre, pero, bueno, el chiste es que la muñeca es como una imagen con mucho significado para Querétaro.

 

—¿Y las señoras te dejan hacer una muñeca?

 

—Sí, te dejan hacer aunque cosas muy fáciles, solo para que experimentes un poco su trabajo. La guía de turistas que nos llevó, cuando salimos nos explicó que es tan importante la muñeca que en Amealco se hace un Festival de la Muñeca Artesanal, donde concursan muñecas tradicionales y artesanales de varios lugares de México y que es en este mes.

 

—Le voy a decir a mis papás que me lleven.

 

—Te va a encantar.

Te pueden interesar también

Zoológico Wameru

Sección infantil

Una forma divertida para aprender a cuidar el planeta.

Leer ahora
Bárbaro, Asador de Campo

Sección infantil

Para esos días especiales en familia.

Leer ahora
¡Al agua patos!

Sección infantil

Para este calor, un día en el agua es la mejor opción.

Leer ahora