La Santa Cruz de la Peña de Bernal Tradición, leyenda y fe inquebrantable

En Evento del mes

Discretos, con humildad y fe, los Escaloneros de la Peña de Bernal se reúnen para Amarrar la Flor, una de las más interesantes y menos conocidas tradiciones de la Santa Cruz, donde se elaboran bastones que se ofrendan en los sitios sagrados.

 

Sentados sobre unas vigas, se les ve fabricar los bastones con vara prieta, hinojo, cucharilla, flores frescas e hilo. Mientras los Escaloneros preparan estas ofrendas, los Alberos llegan a la Capilla a depositar las gruesas de sus cohetones para la celebración y los Mascarados (ayudantes) se multiplican para apoyar en las tareas.

 

Todo debe estar listo para el 3 de mayo, Día de la Santa Cruz, de la reunión del Plan y las Conquistas —lugares donde se venera y lugares que han aceptado al Sagrado Madero—, que llegan de todas partes para saludar a la Patrona.

 

Sin tener la fecha exacta, se sabe que tres franciscanos que llegaron a la Villa de Bernal, subieron y trazaron la ruta para encumbrar una cruz de cantera que dominará la comarca, luego sus seguidores conformaron un sólido grupo y colocaron una Cruz de madera.

 

Los Escaloneros bajan el Madero Sagrado cuatro veces al año para sus fiestas religiosas, iniciando un domingo antes del Miércoles de Ceniza y cuatro días después se regresa a su sitial.

 

Ahora con la pandemia, las cosas serán diferentes, pero los Escaloneros subirán por la Santa Cruz a mediados de abril para que esté presente durante sus festejos del 3 de mayo.

 

Hay cuatro cruces principales: La Santa Cruz de la Peña de Bernal, de madera de mora, 35 kilos de peso, 1.40 metros de altura y pintada de verde bandera, portando un Divino Rostro, una milagrera, un ceñidor y una estola; la Peregrina, que era  la que se encontraba en la cima, pero el año en que el cura prohibió bajarla, por considerar que era fanatismo, un medio día un rayo la tiró de su lugar y los Escaloneros acudieron a rescatarla con un “guangoche” —malla para cargar— y desde ese momento se retomó la tradición con una fe inquebrantable. La mera Patrona está en el Altar de la Capilla, y una cruz tubular de grandes dimensiones que está permanentemente en la cima.

 

Luego de pedir permiso a la Santa Cruz, los Escaloneros salen de la Capilla, caminan hasta las faldas de la Peña y suben a la Capillita, donde agradecen y piden permiso, igual que en el Calvarito, y de ahí el Camino Sagrado es entre riscos, detenidos por la fe, hasta hacer cumbre y anunciar con cohetones el arribo.

 

El descenso es apasionante, los Escaloneros detenidos con los talones en las piedras toman a la Santa Cruz y la hacen descender mano a mano, hasta la Capillita, donde la reciben con cantos, rezos y se inicia el camino a la ermita del Descanso, para vestirla, colocarla sobre sus andas con arcos de flores de aluminio rosas y azules y emprende el camino a la Capilla.

 

Este año no será lo mismo, no habrá los ríos de gente, ni las danzas chichimecas, ni las de Apaches y Soldados, ni las sahumadoras, pero estará la Santa Cruz de la Peña de Bernal y la oración escalonera para pedir por la paz y la salud del mundo.

 

mitocornio@yahoo.com

Te pueden interesar también

Combinación de sabores al paladar

Evento del mes

Adéntrate a conocer nuestras fiestas tradicionales y vendimias del mes de agosto

Leer ahora
Robotic Adventure Animatronix

Evento del mes

Los robots invaden el Querétaro Centro de Congresos en una expo única.

Leer ahora
Festivales en los viñedos

Evento del mes

Wine Colors Music Fest y el Festival de la Paella son los eventos perfectos para aquellos que quieran conocer más acerca de la cultura del vino.

Leer ahora