Días decembrinos

En RUTA

De visita por el Centro Histórico.

 

Querido Santa:

Muchos me dicen que no te escriba porque no eres mexicano, pero a los niños nos encantan los regalos y pedir deseos. Y también me porté bien y por eso tampoco quiero hacer enojar a mis papás, que dicen que mejor les pida a los Reyes Magos, pero para ellos ya tengo toda mi lista.

 

A ti, por simpático y panzón, justo como mi tío, solo te voy a pedir un deseo: quiero que este diciembre no haya pandemia porque quiero salir sin problemas al centro como antes. Dicen que ya nada va a ser igual, pero no quiero que cierren la ciudad. Este año quiero caminar por el centro para ver las luces, el nacimiento, pero más porque quiero unos tamales y tantas cosas ricas que se pueden comer en diciembre, como unos buñuelos. ¿No los has probado?  A mí me saben muy diferente en estos días de Navidad. Si no te enojas, te pongo unos buñuelos en el calcetín que siempre ponemos de adorno junto al árbol. ¿Por qué no les gusta a mis papás que te escriba, pero sí que te pongamos calcetines de regalos y árbol de navidad?

 

Cuando lo pruebes, vas a querer ir al centro. Si te da miedo porque no conoces, me dejas una nota y le digo a mi papá que te llevemos. Esos buñuelos tienen muchos años, dice mi papá que desde que él era niño ahí estaban y que todos los conocen porque saben bien rico. Te van a encantar, solo cuídate la barba porque tienen muuucha miel. Desde que te acercas a los puestos, la oscura miel de frutas y piloncillo huele delicioso.

 

Si quieres ir, te va a gustar el paseo. Hay unos en el Templo de la Cruz y en el andador donde está la señora de los buñuelos (dice mi papá, aquí está a mi lado, que es 16 de Septiembre, frente a La Congregación) hay muchos restaurantes y ropa y artesanías y gente caminando y personas disfrazadas que les cuentan a la gente unas leyendas muy divertidas.

 

Hay otras veces que también vamos y buscamos comer otras cosas, como tamales, guajolotes o enchiladas porque en esta época se llena el centro de puestos de comida y no sé por qué, pero saben más rico que en otras épocas del año. Debe ser el frío, ¿no?

 

Por eso te pido en esta carta que todos se cuiden para que podamos ir. Yo y mi familia siempre salimos con cubrebocas y nos lavamos mucho las manos, pero quiero que todos hagan lo mismo porque el año pasado no pudimos ir. Te esperamos.

 

Te quiere mucho, Santiago.

Te pueden interesar también

Para los amantes de un buen café

RUTA

En un entorno más que agradable.

Leer ahora
Tradición de Día de Muertos

RUTA

Conoce el origen de esta gran celebración en nuestro estado.

Leer ahora
Atractivos al natural

RUTA

Un mundo por descubrir.

Leer ahora