Recomendaciones navideñas bajo techo

En Tip Asomarte

¿Qué nos lleva a consumir discos navideños o mirar relatos que ocurren a bajas temperaturas en los días cercanos a la Navidad?

 

En esta época —«en la que el tiempo funciona distinto», como la define la colaboradora Anaclara Muro—, el confort de la Navidad también se vive no a través de la ventana, sino de las pantallas. Mencionamos a continuación una serie de recomendaciones de los colaboradores de la revista para los tiempos muertos entre viajes y reuniones o para aquellas mañanas en que la velocidad cede al calor hogareño.

 

Serie La emperatriz (Die Kaiserin)
Connie Garrido

 

Una miniserie histórica de seis capítulos. Cuenta la historia de Isabel de Baviera, mejor conocida como Sissi, quien nació un 24 de diciembre de 1837 —lo que ya le impregna un halo navideño a su existencia. Esta producción alemana se distingue por sus estéticas románticas y contemporáneas entremezcladas, donde en cada escena puede percibirse un frío austriaco del siglo XIX— con materiales como el mármol, las telas aterciopeladas y pesadas de las vestimentas—, y los colores fríos que predominan en la composición visual.

El segundo capítulo, «La llegada», tiene en especial una escena que resulta muy navideña, aunque históricamente no sucedió en diciembre.

Es una velada organizada por Maximiliano de Habsburgo, cuñado de Sissi, de quien hicieron una curiosa representación, pues es un chico malo, entre dandy y hipster. La fiesta está plagada de ornamentos dorados y luminosos, con banquetes que bien podrían ser navideños, aderezada con música de un Fran Liszt tocando en la escena como todo un rockstar decimonónico, rodeado de fanáticos. Esta escena retrata la exuberancia europea en su máximo esplendor, donde el frío alentaba a los cortesanos a bailar y brindar con absenta con el fin de entrar en calor y olvidarse un poco de los conflictos geopolíticos del momento.

 

 

Episodio «Abed's Uncontrollable Christmas», de la serie Community 

Angel Sosa

 

El undécimo episodio de la segunda temporada de la serie de comedia creada por Dan Harmon. Para mí, el significado de cualquier momento de convivencia es celebrar el estar juntos a pesar de las diferencias. Siempre regreso a este episodio para no olvidarlo.

 

 

Disco The Land Is Inhospitable and So Are We, de Mitski

Aurora Vizcaíno Ruiz

 

Apenas en 2023 descubrí la música de Mitski con este disco. Me hizo sentir como en todos aquellos inviernos en los que me despegué de una reunión que sucedía al interior de un lugar cálido para salir al patio y tomar un respiro hacia mí misma. Este álbum se siente como un abrazo prolongado de parte de algún extraño que te conoce bien, que sabe que te preguntas cuántas otras personas pasarán la temporada navideña como tú; sobre todo en «I Don't Like My Mind», una canción que dice: «I don't like being left alone in a room / With all its opinions about the things that I've done / So, yeah, I blast music loud and I work myself to the bone / And on an inconvenient Christmas I eat a cake / A whole cake / All for me».

 

 

Fanny y Alexander, de Ingmar Bergman

Anaclara Muro

 

Para mí, las vacaciones de diciembre son las únicas que se sienten de verdad como vacaciones, es la única época en la que la vida no puede continuar como el resto del año. Es la temporada en la que el tiempo funciona distinto. Los días pueden ser largos, largos y lentos, o corren detrás de las compras y las posadas. Yo espero especialmente esos días de silencio en los que puedes hacer actividades que no van a ningún lado ni esperan nada. Es el momento para esos proyectos de lectura largos o de películas clásicas que no pueden verse cuando hay mucho trabajo que hacer y lugares a donde hay que llegar y horarios que cumplir, cuando no hay tiempo ni ánimo de nada. En cambio, en los días sin tiempo que corren entre las fiestas puede crearse esa atmósfera necesaria de paciencia y aletargamiento que requieren este tipo de obras.

 

Esta Navidad tengo planeado volver a ver Fanny y Alexander, de Ingmar Bergman, una historia que muestra lo agridulces que pueden ser los encuentros familiares en las fiestas. El estilo de Bergman es contemplativo, pero de mucha intensidad; requiere de un cierto estado de ánimo dispuesto a sumergirse completamente en un universo de colores intensos y personajes magnéticos. Tuve una época de la vida en la que estuve obsesionada con Bergman, con sus películas bellísimas e historias retorcidas. Después no hubo tiempo ni paciencia y todo lo nuevo y urgente ocupó los espacios. Necesito una pausa. Recomiendo ver Fanny y Alexander para Navidad. Existe una versión de tres horas —para cine— y una de cinco —para tele—, cualquiera será una experiencia profundamente conmovedora.

 

 

Disco I Dream of Christmas, de Norah Jones 

Imanol Martínez González

 

El género de disco navideño oscila entre lo acogedor y la grima, y, sin embargo, yo tengo predilección por ellos, como el Christmas in the Heart, de Bob Dylan, o el A Very She & Him Christmas, por nombrar un par. El último en añadirse en la lista de discos para reproducirse como música de fondo es I Dream of Christmas, de Norah Jones, un álbum de jazz pop, con canciones clásicas y originales, que Peter Piatkowski definió como elegante, «equivalente a una flauta de Prosecco». Como recomendación extra: la presentación de este disco en el mirador del Empire State de Nueva York, con Brian Blade en la batería y un clásico de The Beatles en su repertorio.

 

 

El dúo de películas La joya de la familia y Feliz novedad 

Germán Vázquez Ibáñez

 

Desde hace algunos años, se ha vuelto tradición en mi familia que, luego del maratón de películas de terror y suspenso en octubre y noviembre, comenzamos con uno de largometrajes navideños.

 

(Esta tradición empezó, debo aclarar, por mi hermana, una fanática de la época.) La mayoría son comedias románticas extranjeras —son generalmente películas gringas palomeras, llenas de clichés y momentos cursis que tratan de embarrar la «magia» aquí y allá—, y esto me hace pensar en el paralelismo que guardan con las pastorelas mexicanas, salvadas las diferencias. La que nunca falta —y suele ser la primera, y hasta podemos verla más de una vez— es La joya de la familia, con una Sarah Jessica Parker conociendo a la familia de su novio. Y también se encuentran títulos como Klaus, El Grinch —pero la de Jim Carrey—, El extraño mundo de Jack —que es la que menos quieren ver mis padres—, entre otro grupo de clásicos navideños. Hace poco descubrimos Feliz novedad, con un reparto ideal para este tipo de cintas: Kristen Stewart y Mackenzie Davis como protagonistas, junto con el gran humor de Aubrey Plaza, Dan Levy y Alison Brie, por nombrar algunos, que le dan ese toque chusco y familiar característico de estas películas.

 

Te pueden interesar también

Uno de los mejores antojitos de Querétaro por su sabor: las Carnitas

Tip Asomarte

Conoce en qué zonas puedes comer el mejor taco.

Leer ahora
Miel para tus sentidos

Tip Asomarte

Apicultores 3ª Generación.

Leer ahora
Rancho Calixto

Tip Asomarte

Un lugar para descansar, caminar y apreciar el bosque.

Leer ahora