Algunos de los Stradivari que siguen sonando

En Tip Asomarte

El legendario Titian, elaborado por Stradivari en 1715, sirvió como modelo para la construcción de tres violines que buscaron replicar no solo el aspecto del original, sino sobre todo su sonido exacto. Se trató del proyecto «Diseño asistido de un violín: Fusión de técnicas tradicionales de construcción con ingeniería de vanguardia, Fonca/UNAM 2018», una investigación coordinada por el profesor e investigador en acústica Jesús Torres, en el cual un grupo multidisciplinario compuesto por lauderos, músicos y científicos trabajó capturando y procesando las medidas del violín para realizar visualizaciones e investigando las propiedades materiales de la madera para explorar su comportamiento —un ejercicio de proyección semejante a «ver un racimo de uvas y predecir el sabor exacto que tendrá un vino elaborado con ellas», como se explica en un artículo de la revista The Strad.

 

A partir de ese proyecto, Alberto Echazarreta, entonces presidente de la OFEQ, se interesó por financiar la producción de tres violines más con el proyecto «Stradivarius Extraordinarius», adquiridos por su fundación, Música Arte Cultura AC, que hoy en día se prestan para que los usen músicos destacados. Uno de ellos fue particularmente exitoso —el violín Morelia—, construido por la profesora Daniela Villanueva y el cual ha sido utilizado por el maestro Román Revueltas.

 

 

 

Estos son alguno de los violines que siguen causando popularidad en todo el mundo:

 

Los violines llamados Engleman (1709) y Barrère (1727), que están en manos de un par de extraordinarias intérpretes: Lisa Batiashvili, el primero (propiedad de la Nippon Music Foundation), y Janine Jansen, el segundo (propiedad de la Stradivari Society of Chicago).

 

El violonchelo Duport (1711), que perteneciera a Mstislav Rostropóvich, considerado en su momento el más extraordinario violonchelista. Tras el deceso de su afamado poseedor, en 2007, el destino del Duport sigue siendo un enigma. Mientras hay quienes creen que fue vendido por 20 millones de dólares a una fundación japonesa, los herederos de Rostropóvich aseguran que continúa
con ellos.

 

El Da Vinci, exSeidel (1714), que en 2022 fue vendido por más de 15 millones de dólares en una subasta.

 

Te pueden interesar también

Ofrendas de muertos

Tip Asomarte

El folclor y la cultura del país afloran en colores anaranjados y morados.

Leer ahora
Sábados Infantiles

Tip Asomarte

Este 2, 6 y 16 de Diciembre disfruta de A la mar, una obra infantil en el Centro Cultural Casa del Faldón.

Leer ahora
Arte y diseño local

Tip Asomarte

Espacios donde el espectador vive y conoce la creatividad del talento mexicano

Leer ahora