Amaneceres y atardeceres

En Ruta

¿Estaré́ soñando? Son las 6 de la mañana, hace mucho frío, abro la puerta de la casa de campaña y salgo lentamente de ella, me tallo los ojos y veo el más espectacular paraíso, un mar de nubes flotando debajo de mí. Apenas se asoma un rayo de luz, corro por mi cámara: debo captar este momento para siempre. Es increíble estar frente a este lugar, las nubes parecen que son de mármol, pero conforme pasa el tiempo y se van iluminando, me doy cuenta que son reales. Este lugar llamado Cuatro Palos, se encuentra en la cima de la Sierra Gorda queretana, y es el inicio de una travesía de amaneceres y atardeceres en el estado de la República Mexicana que tiene los mejores, y se llama Querétaro.

 

Después de escalar por varias horas en este monolito, la mejor recompensa es sentarse junto a esas grandes cruces verdes y apreciar un atardecer, donde a lo lejos se ve el Pueblo Mágico de Bernal. Desde arriba te das cuenta de lo pequeños y frágiles que somos, nos da una muestra de lo majestuoso que es nuestro estado.

 

Amealco nos da un saludo de buenos días con uno de los amaneceres más cálidos de nuestro estado, tonalidades amarillas y azules que se asoman por detrás de la hermosa parroquia de Santa María de Amealco.

 

Para los amantes del golf, no hay nada más gratificante que sentir el frío de la mañana y el calor abrazador de los primeros rayos de sol, en cualquiera de los campos que hay en Querétaro se puede apreciar un buen amanecer junto con una buena ronda de 18 hoyos con los amigos.

 

En la búsqueda de los mejores atardeceres me topé con la presa de San Pedro, en Huimilpan. Ha sido, sin lugar a dudas, el mejor atardecer que he presenciado en mi vida, el cambio de tonalidades, la perfección de las imágenes reflejadas en el agua, han dejado una profunda huella en mí.

 

En la cuidad de Querétaro tenemos “cada otro día” un espectáculo de nubes que nos regalan juegos de colores que revelan a la Ciudad de las Artes, por la mañana, arropada por el violeta, el rosa y el naranja.

 

Por la tarde, nos podemos deleitar con el Acueducto, de hasta 28 metros de altura y por debajo de sus 74 arcos se asoman atardeceres que no podemos dejar de apreciar.

 

La Mega Bandera, por las mañanas se ve adornada con nubes que la envuelven de rojos intensos que nos hacen sentir orgullo por nuestra patria.

 

Apreciar un atardecer desde la Plaza Mariano de las Casas, frente a la iglesia de Santa Rosa de Viterbo, es algo que no se te va a olvidar, estarás rodeado de árboles y una fuente que baila al ritmo de la música, una combinación perfecta entre los colores del cielo y el movimiento de la fuente.

La Pirámide del Cerrito es un lugar lleno de energía, cuya magia se manifiesta todos los días, ofreciéndonos diversos espectáculos de luces de colores, los cuales se mezclan con la vegetación de la pirámide.

 

Y no, no es un sueño, es Querétaro, y tiene los mejores atardeceres de México.

 

www.drondpq.com

drondpq@gmail.com

IG: @alexq1976

Te pueden interesar también

Consumamos lo local

Ruta

Hacer más placentera la espera para volver viajar.

Leer ahora
6 testigos del pasado

Ruta

Querétaro cuenta con importantes zonas arqueológicas por descubrir.

Leer ahora
Más queserías y viñedos

Ruta

Experiencias para completar tu viaje con el mejor sabor queretano.

Leer ahora