De futbol, lucha y otras pasiones

En TURISMO

Por Juan José Rojas*

 

 

Corrí mi primer Querétaro Maratón el pasado octubre. Debo confesar que no me había sentido especialmente atraído por ese tipo de competencias. Sin embargo, todo tiene un comienzo. La ilusión, antes que nada, de terminar. No es fácil, pero es motivante, luego había que luchar contra el tedio personal: toda mi vida he odiado correr; es decir, el correr por correr.


He practicado pocos deportes a lo largo de mi vida —fútbol, boxeo, vóleibol, pádel (no me juzguen, pero me encanta), incluso sóftbol—, pero siempre he rehuido del cardio, de salir a correr, trotar o lo que fuere. El Querétaro Maratón me cayó casi como una imposición y la verdad sea dicha: lo disfruté. Disfruté de que un desconocido me diera gritos de ánimo en la cara (situación que bajo otro contexto me causaría repele), disfruté de sufrir corriendo, disfruté de compartir ese momento con la persona que amo y (quizá lo que más me llamó la atención) disfruté de adueñarme del pavimento, de sentir bajo mis pies texturas reconocibles normalmente solo por el gaucho de las llantas.

 

El Querétaro Maratón es una carrera de larga distancia que se celebraen nuestra ciudad desde 2016. Esuna de las competencias de atletismo más importantes de la región y atrae a corredores de todo México y el mundo. El maratón completo es de 42 kilómetros —y 195 metros—, pero también se puede participar en el medio maratón y en las carreras de 10 y 5 kilómetros, así como en una categoría infantil. La última edición tuvo un aforo de más de veinte mil personas y un queretano, Ángel Moreno Silva, obtuvo el tercer lugar del maratón. Sin duda un evento para conocer y formar parte de él.

 

Fútbol, siempre fútbol.

 

El fútbol queretano. Campos donde se conglomeran símbolos de identidad colectivos, especialmente en los barrios, clásicos de barro, o bien, como dicen los argentinos: potreros. Ahí se mueven muchas pasiones, pero también es una exposición cultural, gastronómica y sociológica muy emocionante.


Es un sábado de septiembre de 2023. Paco, un apasionado del fútbol amateur, me pidió que fuéramos al campo de La Bombonera, a espaldas de Carrillo, debajo de un puente, un costado de una fábrica, un terreno de tierra y cal, listo para ser la sede del juego Las Palmas contra Scratch Du Oro: finalísima en la categoría libre del Torneo Interbarrios Divina Pastora 2023.

 

Una asistencia extraordinaria avala la tradición de dicho torneo, el cual nació en San Francisquito y ha recorrido cada barrio de la ciudad con su particular ambiente. Equipos competitivos, jugadores que han estado cerca —o dentro, en algunos casos— del  profesionalismo, aficiones vibrantes y comida deliciosa caracterizan el campeonato, que ha llamado la atención de más de un futbolero que, como decía Galeano, recorre las canchas buscando una linda jugadita.

 


Ay, mis Gallos.

 

Si de tradiciones hablamos, por supuesto que Gallos no puede quedarse fuera de la ecuación. Ascensos, descenso, compras, ventas, buenos y malos momentos. Es el equipo del que soy aficionado. Sí. Es mi condena. Y qué se le va a hacer.


El club se fundó en 1950 y ha tenido una trayectoria de matices, altibajos y movimientos de franquicias. Actualmente, el equipo y el estadio forman parte de una postal sólida de la ciudad. El mote deriva de la tradición de la crianza de gallos de pelea en la región de Querétaro. Alguna vez, allá en la década de los cincuenta, en el Estadio Municipal, los jugadores saltaron a la cancha con un gallo en los brazos. Pocas imágenes más icónicas que esa. El equipo ha tenido varios momentos destacados a lo largo de su historia en la Liga MX, la máxima categoría del fútbol mexicano, incluyendo participaciones en liguillas y finales, alguna se recuerda por lo desafortunada que fue. Y, bueno, pase lo que pase, será nuestro equipo.


Por otro lado, Gallos Femenil se integró a la Liga MX en 2017, justo cuando la liga estaba en proyección. Me tocó estar en el primer partido, una derrota pronosticada contra Tigres, aquí en Querétaro, en las instalaciones del Centro Gallo de Alto Rendimiento. Más allá del resultado, las bases estaban sentadas, un nuevo horizonte se vislumbraba en el deporte queretano: después de casi setenta años existía un representativo de mujeres con el escudo de la entidad futbolística más importante en el estado. Entonces habían aficionados, la porra tradicional, acompañada de padres, madres, hermanos, hermanas, amigas, amigos, periodistas y curiosos.

 

Resguardándonos del sol, vimos rodar la pelota; hasta entonces las condiciones no se daban bajo las mismas circunstancias en comparación al cuadro varonil. Con el tiempo las cosas irían cambiando. El equipo femenil tuvo como sede el Estadio Municipal y ahora juega como local en el Corregidora. Ha tenido afamados asistentes, como el portero de Boca Juniors, Óscar Córdoba, multicampeón continental con el equipo argentino y quien estuvo en Querétaro para ver a su hija, Vanessa Córdoba, entonces arquera titular del club.

 

A las carreras de noche.


Eran las nueve y media de la noche. Sábado 28 de octubre en la capital queretana. De pronto, por las calles del centro había una ambigua mezcla de corredores deportistas y de personas disfrazadas de La Monja o de algún escatológico personaje de Halloween.


Esa fue la noche de la Carrera Nocturna, realizada en el municipio de Querétaro y en vísperas de Día de Muertos: noche de deportes y de fiestas de disfraces. Esa extraña combinación suele dejar retratos colectivos para la memoria, pero también nos recuerda que toda metrópolis importante no crece aislada del mundo y de sus dinámicas.

 

Lucharán a dos de tres
caídas… Termine la frase


Y qué sería de este recorrido deportivo local sin la Lucha Libre. La Arena es un territorio inconfundible. Ubicada en Felipe Ángeles, su edificación verde es un recuerdo latente de sus días de gloria, de largas filas, con familias listas y dispuestas dar lo mejor de su ronco pecho. Un culto al desahogo y a los héroes mexicanos que en duelos a máscaras o cabelleras, rudos o técnicos, son las historietas vivas con las que el júbilo hace sus horas.


La última vez que estuve presente vi al Místico volar por los aires y no pude evitar la nostalgia que me produce su emblemática máscara. La Lucha Libre es un engranaje de la cultura popular mexicana y es toda una experiencia; sin embargo, también es el recuerdo de tu primera visita, entrar de la mano de papá, con tus hermanos mayores emocionados, poder gritar maldiciones sin ser reprendido, es la luz directa al cuadrilátero, la teatralidad y la ilusión.

 


Si lo tuyo es el volante.


Con dos fechas en el campeonato del último año, la Nascar México Series se ha convertido en uno de los eventos deportivos más atractivos de nuestra entidad, no solo porque recibe a la competencia más importante de automovilismo del país, sino que también permite un acercamiento a un deporte que ha tomado mucha fuerza en México los últimos años, sobra explicar el porqué.


Ahora el campeonato de automovilismo, realizado en el Ecocentro Expositor, atrae a pilotos como Rubén García Jr., Abraham Calderón, Salvador de Alba Jr., Germán Quiroga y Andrés Pérez de Lara, corredores experimentados y con una trayectoria de muchos años en los circuitos.

 


Yo sí le voy, le voy
a Libertadores.


Otro rubro cubierto en nuestro estado es el básquetbol. Los Libertadores participan activamente en la Liga Nacional de Baloncesto Profesional (LNBP) y juegan como local los viernes en el Auditorio Arteaga, en avenida Universidad. 

La institución participa de manera regular en activaciones interesantes, como la última realizada con Gallos Blancos, donde ambos combinados ofrecieron espectáculo que unió sus disciplinas deportivas y que atrajo la atención del público.

 


Golf.


Una vez en mi vida jugué golf. Debo confesar que no me gusta —nulas cualidades y condiciones para practicarlo—; sin embargo, ha sido un deporte que ha crecido de forma extraordinaria en Querétaro, con eventos como el Torneo Anual del Campestre o la Copa Ale, competencia a la que año con año asiste la golfista mexicana Lorena Ochoa.

 

El juego de la vida.


En el deporte he hecho a algunos de mis mejores amigos. Desde pequeño entrené y jugué al fútbol de manera más o menos regular; la camaradería y el compromiso que se da en el entorno son envidiables. El crecimiento de Querétaro ha venido acompañado por un desarrollo en diversos ámbitos, de los cuales por supuesto el deporte no está exento. Las ciudades se vuelven en algo más que un mapa: son hogares compartidos, con historias que se cruzan, con metas colectivas y épicas que palpitan. Por eso es interesante acercarse al deporte, formar parte de él, conocerlo y apropiárselo.


Hace un par de meses volví a asistir al estadio con mi padre. Sentía que era algo que me iba de las manos, la posibilidad de no pensar siquiera que volviéramos a un recinto que siempre nos mantuvo juntos. Pedimos un par de cervezas, unas pepitas y un suspiro al sentarnos en el asiento. El verde del césped, dice, siempre le ha despertado motivación. Ese día al equipo de nuestra ciudad no le fue bien, pero poco importó. Volvimos ahí, donde una vez me llevó de la mano. Seguramente pasa así en que cada disciplina deportiva: es una pasión y esas, como decía Sacheri, no se pueden cambiar.

 

 

 

Arena Querétaro
Felipe Ángeles 188, Col. España, Querétaro, Qro.
T. 442 210 1078
IG. @queretaroarena

FB: Arena Querétaro

 

Autódromo de Querétaro
Antiguo Camino a México km 1.900, Cumbres de Conin, El Marqués, Qro.

T. 771 132 1529
IG. @autodromoqroof

FB. Autódromo Querétaro
 

 

Libertadores de Querétaro
Av. Universidad 13 Centro Histórico de Santiago de Querétaro.
T. 442 214 5024
FB. Libertadores de Querétaro Basketball Club
IG. @libertadores_queretaro

Te pueden interesar también

Las terrazas como espacios de la nueva normalidad

TURISMO

Ahora, pareciera que en ellas las aceras han desaparecido o se han borrado por el cruce de los meseros y los vecinos

Leer ahora
La gran fiesta popular de la cerveza

TURISMO

El otoño tiene el potencial de ser la estación más equilibrada del año, en todos los sentidos.

Leer ahora
Terraza y jardín en De Cote Casa Vitivinícola

TURISMO

Opciones dónde comer en esta casavitivinícola en el Valle de Bernal

Leer ahora