Una mirada al turismo social

En ENTREVISTA

Julio César Díaz Sánchez entiende al turismo social como una herramienta de inclusión que permite cerrar brecha sociales, culturales y económicas. Ha sido encargado regional del Programa Vacaciones de Tercera Edad en Atacama, Chile, y es presidente de la Fundación Peruana de Turismo Social con la que recientemente dictó un seminario en colaboración con la Secretaría de Turismo del Estado de Querétaro. Conversamos con él acerca de esta manera de concebir al turismo y los difusos límites entre el turismo social y el inclusivo (o accesible), que comparten el enfoque de beneficiar a los destinos y a quienes participan de la actividad turística.

 

 

¿Qué es el turismo social? & ¿Cómo se diferencia del turismo inclusivo?

 

En varios lugares, el turismo social ha sido (o es) considerado un tipo de turismo; al menos desde mi perspectiva, y la de muchos de los que llevamos algún tiempo en todo esto, el turismo social es una forma de concebir y hacer turismo, que tiene más que ver con un ADN, con una mística y con una consigna de democratizar la actividad turística, acercarla a quienes han estado históricamente excluidos de ella y que, asimismo, beneficia a un destino o una comunidad, pero bajo ciertas consideraciones: manteniendo un respeto por el entorno, los habitantes, la cultura, la naturaleza, el patrimonio, entre otros. Dentro de ello podría ubicar al turismo inclusivo, que está más asociado a la necesidad de hacer que los destinos puedan ser disfrutados por todos más allá de si tienen o no una discapacidad; generalmente está más vinculado al tema de accesibilidad física, pero desde mi perspectiva la inclusión debe considerar otros aspectos más integrales.

 

 

¿Cuál es su importancia?

 

Ser una oportunidad para mejorar la calidad de vida de las personas. Si bien las actividades recreativas han sido siempre vistas como algo suntuoso y elitista, el turismo social propone otra mirada en la que lo convierte en una herramienta de inclusión, en un instrumento para cerrar brechas sociales y culturales e incluso económicas. Y ni hablar de todos los efectos positivos que su ejercicio puede brindar a nivel personal, y en consecuencia también a la sociedad y a un mejor funcionamiento a nivel cívico.

 

 

¿Qué recomendaciones podría hacer a lectores y viajeros en general para promoverlo?

 

Primero, que erradiquen esa asociación que se hace del turismo social con un «turismo para pobres». Luego, que respeten a las comunidades que visitan, que no las folcloricen o exoticen, que no banalicen el patrimonio y las cosmovisiones. Finalmente, aunque en gran parte las medidas para proponer el ejercicio de un turismo social las definen los estados y los prestadores de servicio a través de políticas públicas o del diseño de productos y servicios con las características ya mencionadas, que recuerden y exijan que como parte de la comunidad tienen el derecho de conocer y disfrutar su entorno y que lo hagan también quienes menos posibilidades tienen, sea por sus condiciones económicas, físicas, sociales o culturales.

 

 

¿Cómo fue el trabajo realizado en Querétaro respecto al desarrollo de proyectos?

 

Realmente nos ha sorprendido en dos aspectos. Lo mencionaré primero porque creo que es muy importante, que desde el estado se haya optado por brindar las capacidades necesarias al empresariado. Apuestas como la que hizo el Sectur Querétaro se ven poco no solo a nivel nacional, sino también a nivel latinoamericano. Esto da esperanza de que a nivel de política pública también hagan un trabajo que sea continuo y que trasciendan gestiones. Quizá han marcado ya un hito que quienes vengan tendrán que seguir. Y, por otro lado,
el compromiso del empresariado ha sido realmente destacable. Tuvimos una gran cantidad de asistentes con proyectos en diversas direcciones, pero con mucha lucidez y acordes a la realidad de sus destinos y territorios. Muchos de los empresarios ya venían trabajando ideas que con la capacitación que se les brindó pudieron focalizar mejor y generar propuestas más concretas.

 

Te pueden interesar también

Claudio Innes Peniche

ENTREVISTA

Experto en gastronomía y vinos del mundo.

Leer ahora
Con el cronista de Pinal de Amoles

ENTREVISTA

Dr. Rubén Páramo, el presidente de la organización de cronistas en el estado.

Leer ahora
Paulina Cuevas

ENTREVISTA

Dirección General en Grupo CUMA.

Leer ahora