El encanto de las ventanas

En PANORAMA

En el mundo hay ventanas peculiares que, más que servir a su función —mirar desde un interior, ventilar o iluminar—, tienen otras utilidades, como las famosas buchettas de vino italianas. En Querétaro, más modestas, también hay ventanas con usos peculiares, como en la que las hermanas clarisas venden pan en la calle de Arteaga, o, más recientemente, las de cafeterías de especialidad como Once Café o El Apapacho.

 

 

En el Centro Histórico, sobre la calle de Arteaga, puede verse a dos o tres personas congregadas durante casi todo el día alrededor de una ventana: se trata de la panadería Hermanas Clarisas, un «local» en el que se vende pan elaborado en el convento desde hace más de medio siglo, como las berlinesas o el famoso pan de queso. A la vuelta, entre las calles de Pino Suárez y Arteaga, sobre Ocampo, existió una ventana donde se vendían tortas llamada La Coneja, una forma de comerciar que remite a otra época; algo semejante a lo que ocurre en la calle de Ocampo, donde la Miscelánea Silva funciona como una tienda de abarrotes con la peculiaridad de que los productos se venden a través de una ventanita.

 

 

Recientemente, las ventanas se han vuelto el espacio de intercambio para productos tan peculiares como el café de especialidad, que sirven como solución al breve ritual de un café (de ahí que, en ambos casos, la postal se repite: bicis a la entrada de aquellos que se detienen un momento). Es el caso de La Ventanita de El Apapacho Comunidad de Café, en el andador Libertad, un sitio de encuentro para quien pare por un café y pan, pensado originalmente como un punto de venta que desde hace un par de años ha funcionado también como un lugar desde el cual ejercer el derecho a la ciudad, haciendo uso del espacio público como sitio de encuentro sin estorbar al peatón del Centro Histórico. También Once Café, en la esquina de Hidalgo y Ezequiel Montes, donde una barra da a la calle a manera de ventana; aunque en este caso, además de ella, existe una pequeña barra en su interior, así como una banca compartimentada para aquellos cuya pausa se demora un poco más y deciden trabajar o leer o conversar sin hacerlo a pie de calle.

 

 

 

Pan de la Hermanas Clarisas

José María Arteaga 71, Centro Histórico, Querétaro, Qro

 

 

El Apapacho Ventanita

Andador Libertad 47, Centro Histórico, Querétaro, Qro.
IG. @apapachoqueretaroç

 

 

Once Café

Ezequiel Montes 35, Centro, Querétaro, Qro.
IG. @oncecafeqro

Te pueden interesar también

Tirolesas en Bernal

PANORAMA

Una nueva aventura alrededor de la icónica Peña de Bernal.

Leer ahora
Hacienda Tlacote el Bajo

PANORAMA

Hacienda Tlacote el Bajo

Leer ahora
Productos artesanales Jabones Oliva 60

PANORAMA

Jabones queretanos

Leer ahora