Las rayas del trazo y las manos de las manzanas

En Cultura

Por: Lucas Hoops

 

¿Qué surgió primero, el dibujo o la ciudad? Pareciera, por la evidencia arqueológica, que fue primero el dibujo, considerando que algunas pinturas rupestres datan de hace más de cuarenta mil años, a comparación de las primeras ciudades, las cuales surgieron hace cinco mil cuatrocientos años aproximadamente. Sin embargo, las pinturas rupestres marcan hitos dentro del territorio. Así es como arqueólogos y antropólogos entienden las dinámicas sociales de la prehistoria, cuando se formaban grupos con una población de una pequeña ciudad durante una temporada para intercambiar, celebrar y organizarse políticamente. Frecuentemente, esto se evidencia a través de las pinturas o estructuras monumentales que dejan marcada la memoria de dichas reuniones. Hoy en día nuestras ciudades también están llenas de hitos similares, monumentos que nos indican en dónde estamos o que hacen memoria a los espacios donde sucedió algo importante que forjó un camino hacia nuestra historia.

 

 

Esta no es la única dinámica entre el dibujo y la ciudad. Al contrario, podríamos decir que existe una relación primordial en esta forma de expresión, el lenguaje visual y el contexto que se construye para convivir entre personas. Por algo se dice que las ciudades tienen su propio trazo; quizá en algunos casos son improvisados, surgieron conforme un grupo levantó muros de protección, pero en otros los trazos tuvieron genuinas intenciones, buscaban orden, como los campamentos militares de los romanos, con sus ejes principales y secciones que definen los grupos de los legionarios. Con el tiempo estas lógicas se aplicaron a la planeación de ciudades, siguiendo los servicios centrales de la sociedad, tales como los mercados, teatros y baños. Así se llega a la expresión geométrica de todo un colectivo de personas. Es claro que en esos momentos el dibujo sirvió como medio y herramienta para llegar a un producto construido, el cascarón que protege no solo de la intemperie, sino de los monstruos y los saqueos.

 

 

Se teoriza que las ciudades afectan nuestra forma de dibujar. Podemos entender el dibujo como una técnica a través de la cual pensar y comunicar ideas. Al revisar archivos de Leonardo da Vinci podemos reconocer un concepto relacionado con un helicóptero, o cómo se estudió la anatomía de un cuerpo humano. De esta misma forma, el historiador de la arquitectura Fernando Luiz Lara propone que la conquista de los pueblos originarios de América impulsó una necesidad de ordenar los trazos de las ciudades de las colonias. Se desarrolló y aplicó un sistema de cuadrículas, como la cartesiana, para subdividir el territorio de las ciudades, creando las manzanas y las calles, y dentro de esas cuadrículas se subdividieron las parcelas, formando los espacios de las ciudades, privadas y públicas, que se suelen encontrar en los cascos históricos. A su vez, esto genera una serie de herramientas que informan, y hasta crean, la profesión del arquitecto en el sentido moderno. El sistema para desarrollar dibujos en perspectiva emerge un poco después, un ejercicio que encuentra la relación entre el espacio marcado por cuadrículas en plano, y su levantamiento representando la vista del ojo en tres dimensiones. Las pinturas renacentistas lo aplican para controlar la imagen con estas técnicas, y quienes también comienzan a imaginarse ciudades ideales que se ejecutan en su arquitectura. Hoy continúa la práctica de trazar la ciudad en dibujos técnicos los catastros y planos urbanos donde alguien si dibuja cierta planeación del espacio urbano. Parte de esta evolución pide un trabajo especializado, requiriendo recursos y autorización de estructuras de poder para su ejecución.

 

 

A veces estos trazos solo reflejan cálculos de plusvalía con intenciones enfocadas a un excedente de inversión, sin una reflexión de su utilidad pública de la ciudadanía. Aquí encuentro una relación con un fenómeno de dibujo que expresa una resistencia a los trazos impuestos por las autoridades: el grafiti.

 

 

En realidad no es un fenómeno moderno; en Pompeya se han encontrado grafitis que datan a la época romana, a veces mensajes cotidianos de desilusión amorosa, otras veces mensajes promoviendo o criticando las políticas de su día. La palabra grafiti deriva del término italiano para «rayar»; es concebido como algo que se raya sobre una superficie existente. En sí se puede percibir de dos formas, como un medio artístico o como vandalismo. Como arte, tiene la capacidad de expresar o informar a las personas sobre algo en espacios públicos. Banksy, por ejemplo, es mundialmente famoso por sus stencils, encontrados en ciudades alrededor del mundo, demostrando un arte que no neceariamente puede ser poseído, que permanece de manera accesible en el espacio público.

 

Es sorprendente cómo estos actos buscan de alguna forma forjar su propia visión de una ciudad ideal, o al menos piden una mejor. El grafiti marca los baldíos del orden urbano y dicen lo que en otros medios no está permitido. Aun cuando se pinta encima como forma de cubrir o limpiarlos, sigue la posibilidad de rayar en la superficie (como el andador Matamoros, en el centro de la ciudad de Querétaro, que acumula expresión artística y opiniones políticas de nuestro hoy). De esta forma, se sigue la dialéctica no tan estrecha que define qué es la ciudad a través del dibujo.

 

 

Lucas Hoops

 

Licenciado en Filosofía y maestro en Arquitectura. Es director del Programa de Arquitectura en el ITESM Campus Querétaro y fundador de Corte por Fachada, un proyecto que utiliza medios audiovisuales para fomentar diálogos sobre temas de arquitectura y ciudad.

 

Te pueden interesar también

Festejando 20 años del Museo de la Ciudad

Cultura

Este año el Museo de la Ciudad celebra su 20 aniversario.

Leer ahora
El arte de la rockola

Cultura

Una meditación sobre las rockolas y un documental de la escena musical en Querétaro, de Chucho Estrada + dos libros donde los jukebox perduran en la memoria.

Leer ahora
Maxei Matices Queretanos

Cultura

Evento cultural que te permitirá conocer un Querétaro tradicional.

Leer ahora