El Árbol

En EDITORIAL

Símbolo de fortaleza y de belleza, el árbol tiene una cualidad dual: echa raíces y se eleva hacia el cielo; es metáfora del viajero que toca el suelo mientras sus recuerdos se ensanchan con la travesía. Este mes es una invitación a que recorras el corazón verde de Querétaro y goces el espectáculo de su diversidad natural.

En mayo, empezamos por buscar lo natural desde la ciudad antes de emprender el camino hacia el norte del estado. Fuimos a buscar el pulmón del Querétaro Metropolitano en una Sierra Gorda que nos invita la calma o a la aventura, al atrevimiento o a la contemplación, pero que jamás deja indiferente.

La naturaleza es una oportunidad para conectarnos con nuestro medio ambiente, para acercarnos con respeto a la biodiversidad de nuestro entorno y lanzar desafíos a la rutina.

Entre los puntos de encuentro de nuestro viaje propuesto, te ofrecemos pasar del desierto a la montaña - que promete quitarte el aliento con sus vistas-, descubrir de madrugada la neblina que cubre los caminos y de noche un techo de estrellas. Te  acompañan: el ruido del agua, el olor de la fogata, el trinar de los pájaros, y la promesa de una experiencia sin límite.

 

Te pueden interesar también

De inicio a fin

EDITORIAL

Un poco de todo.

Leer ahora
Bienvenido sea el verano

EDITORIAL

Buen comer, actividades al aire libre y compañía.

Leer ahora
Hoy más que nunca

EDITORIAL

Pensada en ti.

Leer ahora