Vendimias en el semidesierto

En RUTA

 

Viñedo San Juanito

 

Pocos viñedos pueden presumir el hecho de que, a solo unos cuántos años de su fundación, sus vinos sean bien recibidos en las cavas privadas de todo el país y, menos todavía, condecorados en concursos internacionales.

 

Este es el caso de Viñedo San Juanito, cuyo éxito temprano llama más la atención teniendo en cuenta que en 2007, cuando la familia Treviño adquirió el terreno en San José de la Laja, Tequisquiapan, ni siquiera tenían pensado dedicarse a elaborar vino.

 

En un principio, su idea era criar caballos, plantar árboles frutales y elaborar algunos productos como jugos y mermeladas. Si bien la idea de plantar Vitis vinifera se consideró muchas veces, tuvieron que pasar diversas circunstancias para que, finalmente, en una visita al valle de Napa, en California, un productor de vid injertada les dijera que aquellas tierras suyas en el llamado «valle de Bernal», por las condiciones climáticas y su altura sobre el nivel del mar, eran excelentes para practicar la viticultura extrema. Con esas palabras, y para suerte de todos, el proyecto San Juanito había detonado.

 

Aunque hay visitas guiadas durante todo el año, una de las mejores fechas para conocer este viñedo es durante la vendimia. Lo primero que hay que hacer es dar un paseo en remolques tirados por cuatrimotos, recorriendo las ocho hectáreas sembradas con treinta mil plantas de vid de las variedades malbec, cabernet sauvignon, syrah y tinta de Bernal, una uva tempranillo de la región.

 

Después del paseo sigue una degustación de vinos, la cual se organiza por estaciones. En cada una de ellas se pueden probar las diferentes etiquetas de vinos San Juanito. Se recomienda comenzar por un espumoso rosado, y luego continuar con alguna de las etiquetas de los tintos, como el San Juanito Syrah Malbec o el San Juanito Malbec Reserva Especial, maridando en cada estación algunos bocadillos con el vino que corresponda.

 

En un gran ambiente familiar, amenizado por música en vivo, mientras unos se divierten en el tradicional pisado de uvas en el lagar, otros optan por recorrer los stands de artesanías o el mercadito gastronómico, en el que encuentran desde embutidos, tapas y paella hasta nieves y postres regionales.

 

Viñedo San Juanito

Antiguo Camino a San Juan #357. San José de La Laja, Tequisquiapan, Qro.

T. 55 5004 7300

www.sanjuanito.com.mx


 

Viñedos La Redonda

 

En 1973, el enólogo de la Scuola Enologica di Conegliano de Italia, don Vittorio Giaginto, fundó Viñedos La Redonda, uno de los viñedos más grandes y antiguos de la región.

 

Ubicado en el kilómetro 33.5 de la carretera San Juan del Río a Ezequiel Montes, el viñedo se beneficia de un microclima que comparte muchas semejanzas con las tierras del cinturón mediterráneo, razón por la que variedades de uva como cabernet sauvignon, malbec, chardonnay, tempranillo, viura y merlot se han adaptado muy bien a la franca región queretana.

 

Referente de la viticultura queretana, el viñedo se encuentra abierto los 365 días del año, ofreciendo visitas guiadas y muchas otras actividades y espectáculos como el Wine Colors Music Fest, un festival que combina catas de vino y maridaje, polvos de colores y conciertos musicales, celebrado durante el mes de mayo. Por su simbolismo, sin embargo, la fiesta principal es la de la vendimia, que marca el inicio y la bendición de una buena cosecha. A celebrarse el 16 y 17 de julio de este año, los amantes del vino podrán comenzar el día recorriendo los viñedos, la bodega vinícola y la enoteca, para luego tomar el Vinibus de regreso a los jardines, visitar el wine bar o bien comer en alguno de los food trucks o en La Trattoria, un restaurante de alta cocina.

 

Las catas son casi obligatorias. Sentarse a la mesa a disfrutar de un buen vino, para más tarde asistir a alguno de los espectáculos artísticos y musicales, como bailes típicos y conciertos de jazz, de rock y, por las noches, hasta mariachis.

 

La actividad más emblemática de la vendimia es el pisado de uvas, una experiencia sensorial única para los entusiastas del vino en la que, con los pies desnudos, deberán rompen los granos del fruto para liberar su jugo y apreciar así los primeros aromas desprendidos del mosto. Como tradición, el pisado es disfrutable por sus íntimos vínculos con la naturaleza y los orígenes del vino.

 

Viñedos La Redonda

Carr. San Juan del Ríoa E. Montes km 33.5,Ezequiel Montes, Qro.

T. 55 8075 8373

www.laredonda.com.mx

 

 

 

Bodegas y viñedos De Cote

 

Luego de compartir toda su vida la pasión por los vinos y tras habérselo pensado muchos años, en 2008, los hermanos José e Ignacio Calderón Muñoz de Cote hicieron realidad un sueño largamente anhelado: fundar su propia casa vitivinícola.

 

Desde entonces, el objetivo de Bodegas y Viñedos De Cote ha sido el de conseguir, a base de esfuerzo y trabajo, vinos con personalidad propia, que sean orgullo y emblema de la bodega y de la región.

 

Para quienes forman parte de la familia de Bodegas y Viñedos De Cote, la vendimia no es solo una fecha en el calendario en la que se recoge el fruto de la viña. Vendimiar es una celebración que representa el final de un ciclo y el comienzo de otro, la coronación por el esfuerzo previo que conlleva sembrar, proteger y hacer crecer las veinte variedades de uva en sus más de cincuenta hectáreas sembradas.

 

En De Cote, las fiestas de vendimia se llevan a cabo a mediados o finales de agosto, y desde hace algunos años este evento se abrió al público general para compartirlo con otros amantes del vino. Quienes acuden al festejo son recibidos con una copa de espumoso antes de comenzar un recorrido por los viñedos y conocer la Bodega, ícono de la región, hecha de adobes fabricados con la misma tierra extraída durante la excavación.

 

Pocos son los que desaprovechan la oportunidad de vivir el tradicional pisado de uvas, experiencia multisensorial que resulta casi obligada realizar al menos una vez en la vida.

 

Con la Peña de Bernal de fiel testigo, las estaciones de cata, comida y maridaje se combinan con los espectáculos musicales, talleres y el mercadito gourmet. Por supuesto, no solo se trata de catar vinos y revelar sus notas y características, sino también de apreciar estar en contacto con el viñedo y la naturaleza, en compañía de la familia y los amigos.

 

Bodegas y viñedos de Cote

Lib. Norponiente km 5.9,

Tunas Blancas, Qro.

T.44 127 75000

www.decote.mx

 

Viñedos Azteca

 

Situado en el municipio de Ezequiel Montes, a unos cuantos metros de Freixenet, se encuentra Viñedos Azteca, uno de los viñedos más peculiares de la región. Tras cruzar el portón, al final de un sendero de terracería, lo primero que llama la atención es un lienzo charro acompañado de jardines y unos lagos artificiales.

 

Más adelante, en medio de una pequeña plazuela, hay una fuente flanqueada por tres edificaciones de piedra y unas caballerizas que, en conjunto, hacen recordar a las haciendas mexicanas de otros tiempos.

 

Inaugurado formalmente en 2010, el proyecto de Viñedos Azteca es el fruto de una larga amistad entre el matrimonio de Connie y Jorge Ferrera y el de los catalanes María Baró y José Antonio Llaquet. Aprovechando la pasión de Jorge por los caballos, y la de todos ellos por el vino, ambas parejas decidieron llevar a cabo un proyecto en el que se ensamblara la viticultura, los motivos equinos y la atmósfera mexicana, dando como resultado un concepto ecléctico y atractivo. Esta fusión ha convertido a Viñedos Azteca en uno de los destinos favoritos para el enoturismo en el semidesierto queretano.

 

Su vendimia suele ser la última de la temporada, a celebrarse durante la primera quincena de septiembre, tratando de que coincida con las fiestas patrias de independencia.

 

Los festejos de la vendimia comienzan en el lienzo, con un espectáculo ecuestre con escaramuzas y otro de suertes de charrería, auténtico deporte nacional mexicano. Al terminar, los invitados se dirigen a la fuente, en cuyo derredor se montan stands de cata para que la gente pruebe las siete etiquetas de vino tin to, blanco y rosado con las que cuenta Viñedos Azteca. Cada stand tiene su propio maridaje y hasta su propia música, generando microambientes que acrecientan la experiencia. En uno de los jardines se instala el lagar donde se lleva a cabo el popular pisado de uvas, una tradición obsoleta pero evocadora, que la gente sigue clamando para experimentar en carne propia los antiguos métodos de la

producción del vino.

 

Viñedos Azteca

Carr. San Juan del Rio Cadereyta

km 40.4, Los Perez,

Ezequiel Montes, Qro.

T. 441 277 2978

www.vinedosazteca.com

Te pueden interesar también

Recorridos para despejarte

RUTA

Cómo sobrevivir a la rutina y de paso conocer más nuestro Estado.

Leer ahora
Haciendas y viñedos del Marqués

RUTA

Queso, vino y haciendas.

Leer ahora
Misiones Franciscanas

RUTA

Tesoro cultural de la Sierra Gorda

Leer ahora