(Otras) terrazas de los últimos pisos Monono Café

En TURISMO

A un lado de donde habitara Whisky, un simpático mono araña que fue referencia para la ciudad de Querétaro por 52 años, se halla un café cuya segunda planta se abre hacia los árboles de la calle Ignacio Pérez y en la cual casi siempre suena una cuidada playlist de americana music. En él, además de una variedad de cafés de especialidad, se puede pedir un pan tostado cuya aparente sencillez no demerita la exquisitez de la mermelada casera o diversos postres hechos en casa (como un pay de aguacate). Ocasionalmente, algunas noches, la vista de su terraza es interrumpida cuando en ella se despliega una pantalla donde proyectan películas, como han hecho con los documentales Roadrunner: A Film About Anthony Bourdain o I’m Still Here, el falso documental sobre el actor Joaquin Phoenix, o Los amos de Dogtown. El nombre de esta cafetería proviene del término japonés mono no aware: de difícil traducción, se refiere a la capacidad de conmoverse con alegría, melancolía o tristeza ante la belleza de lo efímero de la vida.

Te pueden interesar también

Décadas avivando el espíritu del vino

TURISMO

Sabores, aromas y experiencias únicas que les esperan en la siguiente edición de la Feria del Queso y el Vino. 

 

 

Leer ahora
La patria limitada a una mesa

TURISMO

las terrazas a veces operan como esos cafés de los que George Steiner escribió: «Una taza de café, un vaso de vino, un té con ron franquean el paso a un local donde se puede trabajar, soñar, jugar ajedrez o simplemente pasar el día cómodamente.

Leer ahora
Imagina, juega y explora Querétaro con ojos de niño

TURISMO

Espacios que están a nuestro alcance y que son puntos de encuentro con la diversión para un día ameno, familiar y diferente.

Leer ahora