Querétaro: de cinefilias, cineclubes y el amor por el audiovisual

En CULTURA

Por Cristina Bringas

 

 

Quizá mi pasado familiar cinéfilo me predispone a pensar en Querétaro como una ciudad cinematográfica. No sé si son sus atardeceres de colores, su hora dorada, sus fachadas de telenovela de época o sus transitables calles llenas de cafés y curiosidades, pero siempre he visualizado a la ciudad como un set, como el mejor lugar para un gran festival o como una ciudad
donde se respira cinematografía.

 

Creo que lo que detona esta vocación cinematográfica que corre por las avenidas de Querétaro vien,e en primer lugar, de la nutrida y constante programación fílmica que ha existido desde hace más de veinte años, gracias a la labor de Gabriel Hörner en el Cineclub del Museo de la Ciudad, en la Cineteca Rosalío Solano y en todo espacio donde haya podido programar alguna película. Él, con su bagaje fílmico, su amor por el celuloide y su inagotable energía, ha logrado formar y desarrollar generaciones completas de cinéfilos, que pueden gozar de lo mejor del cine nacional e internacional, en la mayoría de los casos de forma gratuita.

 


Aunado a esto, son los programas universitarios con sus múltiples licenciaturas y diplomados los que han sembrado también esta posibilidad de desarrollar una vena cinematográfica. Actualmente, el estado cuenta con programas que atienden ya sea la  comunicación, el cine, el audiovisual y el arte digital: está la Universidad Autónoma de Querétaro (y ahora más con su programa Cinematografía UAQ), el Tecnológico de Monterrey, la Universidad Anáhuac, la UNIVA, la Universidad Cuauhtémoc, la UTECA, la Universidad Marista, la UVM y, por supuesto, otras instituciones independientes, como Arte 7, Cenece, Paideia (Escuela Libre de Cine), entre otras.


Sin embargo, es quizá nuestra cercanía con la capital mexicana lo que ha limitado que el desarrollo sea exponencial, y que tengamos constantes fugas de talento hacia la Ciudad de México, donde suceden en promedio alrededor de un cuarto de las filmaciones de series, largometrajes y cortometrajes del país, mientras que en Querétaro solo el 1.8% de las mismas.

 

Aun cuando en este 2023 nuevas generaciones han empezado a emerger, hay algunos realizadores y casas productoras que nunca han dejado de crear y mantener el ímpetu y espíritu del audiovisual. Empresas que, aunque se dedican mayoritariamente a la publicidad, se configuran en un frente común cuando la ola de producción surge.


Existen diversas casas productoras que han nacido aquí o que se han mudado a la ciudad recientemente, tales como Dopic, B52, NOMO Noise+Motion o Maquesh CC, todas con portafolios extraordinarios y con propuestas audiovisuales que compiten con productoras de otros estados. Sin embargo, quizá la que tiene más años funcionando y dándole vida a la industria local es Oxes Multimedia Cine & Tv, fundada por Manuel Hernández Stumpfhauser en 1998.

 

El equipo de Oxes Multimedia Cine & Tv ha trabajado en infinidad de proyectos tanto en Querétaro como a nivel nacional e internacional, entre los que destacan coproducciones con National Geographic, Discovery Networks, NBC Universal Telemundo, Barcroft Studios / Channel 4 TV, para diversos trabajos extranjeros documentales, de ficción y promocionales realizados en México, especialmente en el centro del país. Asimismo, ha llevado a cabo la coproducción del largometraje Inocente tentación, filmado en su totalidad en Querétaro y recientemente vendido a Pantelion para distribución en los Estados Unidos durante dos años. Así como Oxes Multimedia Cine & Tv, que tiene equipo para rentar y acompañar a producciones en la región, existen otras empresas que han  encontrado que la demanda de equipamiento es creciente, sobre todo entre las producciones estudiantiles y los múltiples estudios y empresas que están surgiendo en el estado. Algunos de estos tienen su equipo a disposición para proyectos; sin embargo, Grupo Fílmico Ríos es quizá uno de los que, desde 2015, ha ido posicionándose con un catálogo amplio de opciones y diversos paquetes que se adaptan a todo tipo de necesidades.

 

 

UNA INDUSTRIA EN CRECIMIENTO

 

Con los datos que se rescataron del Anuario estadístico del cine mexicano en 2022, sorprende un poco ver que haya producción en Querétaro. Sin embargo, recientemente ha habido un incremento en los rodajes y proyectos cinematográficos. Antes de introducirnos a los largometrajes realizados en estos últimos años, me gustaría recapitular un detalle que me parece que evidencia un poco que quizá la percepción de Querétaro como un lugar sin producción no es tan real como parece. Alrededor del 2013, mientras estábamos en una reunión municipal para escuchar a la comunidad artística local, mis interlocutores de la mesa de cinematografía hablaban de que no se producía cine en Querétaro. Según su experiencia e investigación, no había cortometrajes realizados en varios años, esto basado en que no habían recibido apoyo económico en ese tiempo. La reflexión en el momento fue que realmente en ningún lugar se estaban acopiando los registros de las realizaciones locales. Incluso ahora aún no existe un órgano que se dedique a contener esta información. Podría estimar —sin asegurarlo, por supuesto— que de producciones universitarias se realizan anualmente al menos cuarenta cortometrajes —entre ficción, animación, documental y experimental— en Querétaro. Esto sin contar las producciones profesionales o resultantes de talleres y cursos en niveles medio superior, básico, o bien diplomados y otros estudios.

 


Una invitación ante este panorama, y sobre todo ante este creciente hervor audiovisual, es que sería relevante tener un espacio, institución, órgano o mecanismo que permita documentar y visibilizar el trabajo audiovisual local. Mientras esto sucede, hoy en día existe un espacio que intenta albergar datos y catalogar la memoria audiovisual documental del estado: el Acervo de Cine Documental Queretano, una iniciativa de Doqumenta Mx en la que se busca documentar y preservar estos registros históricos; se puso a disposición de la comunidad su primera colección, que con apoyo de Focine logró gestarse durante 2022. La colección Doqumenta Mx engloba 92 cortometrajes de no ficción que han sido exhibidos en algún programa del festival durante sus primeros diez años. Su segunda colección, Querétaro Siglo XXI, actualmente tiene su convocatoria abierta, y es para documentales realizados a partir del año 2000 y hasta la fecha, sin importar su duración, formato o temática.

 

Es creciente el número de producciones y visibilizarlo es esencial. Parte de esta labor actualmente la lleva a cabo el resultado de años de gestión, que se han consolidado en La Cofradía de la Cinematografía y el Audiovisual, una asociación civil que busca sobre todo organizar al gremio y profesionalizar la labor audiovisual y la industria en el estado. Esta iniciativa es liderada por la realizadora Gladys González, que recientemente ha producido su ópera prima de ficción, Animal sagrado, con el apoyo de Focine. Existen otros ejemplos de largometrajes hechos por talento queretano y locaciones serranas, como Sara. Amor y revolución, de Dora Guzmán, y Noche de fuego, de Tatiana Huezo.


Querétaro entonces está descubriendo su vocación de fílmica, y lo hace también a través del semillero creciente de animadores y artistas digitales que aquí radican y producen. Si bien en algún momento se instaló en la ciudad la oficina principal de Huevocartoon, no es el único estudio importante. Recientemente Virus Mecánico, conformado por Paulina Gutiérrez, Sarah Páramo, Rodrigo Martínez, Diego Acevedo y Adrián Trujeque, tuvo a su cargo parte de la animación del largometraje documental Home Is Somewhere Else, de Carlos Hagerman y Jorge Villalobos, y ha hecho diversos cortometrajes animados que le han dado ya la vuelta al mundo. Junto con este estudio, la presencia de Raúl «Robin» Morales y sus múltiples proyectos han ido catapultando la producción y sobre todo han abierto las posibilidades de la animación queretana al mundo.

 


FESTIVALES DE MEDIOS
AUDIOVISUALES EN QUERÉTARO.


Este ímpetu por la animación en parte ha sido posible por la voluntad de las universidades y el estado para abrir estos espacios y por la labor de Miguel del Moral y Bianca Peregrina a través del CutOut Fest, que durante más de una década ha sido un festival de  referencia nacional, pero sobre todo ha permitido que el estado sea un espacio de encuentro entre el arte digital, la animación y el cine.


Querétaro ha ido destacando en cuestión de exhibición, pues, además del CutOut Fest, en la ciudad se cumplieron once años de Doqumenta Mx, un proyecto liderado por Aarón García del Real y Jennifer Margain en el que destaca el Festival Internacional de Cine y Narrativas de No Ficción: evento que conjunta el cine documental y otras expresiones que muestran la realidad. Estas dos  celebraciones de nicho han logrado sobreponerse a los cambios de gobierno, las vicisitudes climáticas y temporales, y de esta forma han inundado las calles de la ciudad de Querétaro de luz y mucho cine, al tiempo que han logrado posicionar al estado en el mapa nacional e internacional.


Esto ha ido creciendo, al punto en que la Secretaría de Cultura del Estado ahora ha presentado la Feria Internacional de Libro y los Medios Audiovisuales de Querétaro (Filmaq), cuyo foco principal es la intersección de la literatura con el cine y los medios audiovisuales, dando espacio no solo a los escritores y las editoriales, sino a las casas productoras y la forma en la que las narrativas dialogan y se complementan. Junto a este nuevo evento, se suma el Hay Festival, cuya vocación se permea con el cine.


La semilla que sembró el cineclub ahora se ha convertido en esta ciudad vibrante, que continúa abriendo espacios de exhibición.

 

Te pueden interesar también

Sendero de historias y luciérnagas

CULTURA

Una ruta para adentrarse en las historias y relatos de San Joaquín, Pueblo Mágico

Leer ahora
Los murales, una conversación gráfica en las calles de Querétaro

CULTURA

En todo un trayecto aparecen los murales como un scroll análogo en medio del tránsito.

Leer ahora
CULTURA Festivales de aniversario en Querétaro.

CULTURA

Un festival es una fiesta de lo que nos gusta y compartimos: charla con Cristina Bringas, de Doqumenta, Patricia Estrada, del Festival de la Joven Dramaturgia, y Gabriel Hörner, director del Museo de la Ciudad.

Leer ahora