Andrés Garrido del Toral

En Viajero invitado

Procuro viajar mucho por el mundo y por nuestro país, ¡pero me cuesta mucho trabajo salir de Querétaro cuando llegan las fiestas navideñas! Y es que son las fiestas más bonitas de esta peregrina tierra, superando con mucho a las bellas tradiciones de la Semana Santa y del señor patrono Santiago Apóstol Mayor.

En cada rincón queretano se siente el espíritu navideño abrazando el nacimiento de un niño que transformó el bárbaro paganismo por amor al próximo. La calidez de lo humano queretano contrasta con lo frío del invierno en una urbe que nació sin sangre y así quiere seguir: incruenta.

El olor a ponche, buñuelos y nochebuenas; los sonidos de los villancicos; el paso de La Cabalgata y los Carros Bíblicos; los adornos multicolores de las calles principales con sus risueños farolitos; las campanas de bronce repicando festivas en rojos atardeceres de Bengala; los nacimientos familiares y monumentales; las traviesas mojigangas y las divertidas pastorelas; la Estrella del Oriente y su cielo azul oscuro limpiado de nubes y contaminación por el scherzo invernal; la lectura del centenario Heraldo de Navidad; el reposo de las almas y el ambiente de religiosidad por el Dios vivo; los templos espléndidos y los escaparates rebosantes. Todo esto hace de Santiago de Querétaro la capital mundial de la Navidad. ¡Viva la tradición!

T: 442 214 1484
M: andresgarridodeltoral@gmail.com

Te pueden interesar también

Mexicana con Alas

Viajero invitado

Mi experiencia recorriendo la Ruta Arte, Queso y Vino en Querétaro

Leer ahora
Chichid´ho , Peña de Bernal

Viajero invitado

La conexión entre la naturaleza, la paz, armonía con la impotente Peña de Bernal.

Leer ahora
Brillante soledad

Viajero invitado

Aunque sea difícil, no es imposible hacer viajes en bicicleta durante un fin de semana.

Leer ahora